viernes, 29 de octubre de 2010

No llores por un amor

Sentada en una banca del parque
corrían por mi rostro las lágrimas,
cansada de esperar que me marque
y de escribirle mis cartas y mis rimas.

Una mano se poso en mi hombro,
era la mano de un desconocido
que me mira con gran asombro,
como si siempre me hubiera conocido.

Se acercó y me dijo mirándome a los ojos,
no llores por nadie ni por un amor,
que cualquiera sería feliz de besar tus labios,
por estar a tu lado y darte calor.

Me quedé pensando si tenía razón
pero que sabía el de las cosas del corazón?
como imaginar un pecho destrozado
de tanto, de tanto que le he amado?

como no sentir que duela la ausencia?
como no desear su tibia presencia?
como no llorar si es grande el amor?
como no sentir un inmenso dolor?

Mira que el amor no te causa penas
el amor es algo que te hace feliz,
que se entrega en cuerpo y en alma
y que jamás te quita la paz ni la calma.

Como se ve que el no ha sufrido,
tal vez porque nunca a nadie ha querido,
pensé en mis adentros intentando entender
que resulta difícil poder comprender.

Lloro porque le amo con todo mí ser
y muero de pena porque estamos lejos,
porque ese amor bien puedo perder
porque en esta espera nos hacemos viejos.

Lloro por sus besos, los que no he sentido,
por esos brazos que me han rechazado,
porque me dejó sin ningún latido
y porque de mi tanto se ha alejado.

Lloro por los años que lentos se han ido
en la eterna espera de una esperanza,
lloro por los recuerdos de aquello vivido
y que nunca pude echar al olvido.

Pero lloro más porque no le tengo,
porque no me escribe, porque no me llama,
a este lugar con tristeza vengo
a llorar mi pena porque no me ama.

SHANIA LYNN

1 comentario:

  1. Muy bella poesía , bella prosa Memorables recuerdos .

    ResponderEliminar